Hoy es Opening Day: 5 claves y curiosidades de la nueva temporada de la MLB

Arizona utilizará un humidificador para reducir el número de ‘home runs’ en su estadio

Decía Bill Veeck que sólo hay dos estaciones: el invierno y el béisbol. Hoy se acaba el invierno y arranca una nueva temporada de la MLB estadounidense. Los últimos participantes de las World Series, Houston Astros y Los Angeles Dodgers, parten como favoritos en una temporada que también tendrá los Yankees, los Cubs y los Nationals entre los aspirantes al título. Por primera vez desde 1968 todos los equipos jugarán el primer partido de la temporada el mismo día; hoy es Opening Day y todos los mejores lanzadores estarán sobre el campo. Arrancarán así seis meses en los que cada equipo disputará 162 partidos, un calendario frenético en el que hay partidos casi todos los días, y un equipo puede llegar a jugar dos partidos en una sola jornada. Os destacao cinco claves y curiosidades de esta temporada 2018.

Embed from Getty Images

Shohei Ohtani

Sin duda el nombre del invierno. La joven promesa nipona ha aterrizado en la liga norteamericana bajo una gran expectación y con todos y cada uno de los equipos intentando hacerse con sus servicios. El rasgo más especial de Ohtani es que podría ser un jugador que destaque a la vez lanzando y bateando, desde Babe Ruth no se recuerda un jugador que haya sido capaz de hacerlo. Sus estadísticas en la liga japonesa hacen pensar que está destinado a ser un jugador que cambie las aspiraciones de su nuevo equipo, los Angels, pero la pretemporada ya le ha demostrado que el camino no será fácil: en uno de sus dos partidos de spring training como lanzador permitió 7 carreras en poco más de una entrada, y al bate las cosas tampoco le han ido bien. Está previsto que Ohtani debute como lanzador domingo, pero podría ser bateador ya hoy.

Los humidificadores anti home runs

El béisbol está lleno de excentricidades, es el deporte más cargado de tradiciones y al mismo tiempo el más avanzado en análisis estadístico. Hace ya varios años que algunos analistas pusieron de relieve que en dos estadios de la MLB, el Coors Field de Denver y el Chase Field de Phoenix, se producían de forma continuada más home runs que en el resto de campos. La respuesta se encontraba en la densidad del aire. Denver es una ciudad asentada a más de 1.500 metros de altitud; cuanta más altura la atmósfera es menos densa y opone menos resistencia a la pelota, lo que provoca que salga con más facilidad del campo cuando es golpeada con fuerza. Un efecto similar se produce cuando la humedad es muy baja, como es el caso de Phoenix. Hace más de diez años un empleado de los Rockies de Colorado, Tony Conwell, tuvo una idea: ¿podría mitigar el efecto de la altitud haciendo que las pelotas tuvieran una humedad controlada? Después de muchas pruebas el Coors Field fue el primer estadio de la liga a tener un humidificador en sus instalaciones, y Tony Conwell consiguió que el número de carreras por partido en Denver pasara de 13,4 a 10,6. Ahora los Arizona Diamondbacks han seguido el camino de los Rockies, y este año por primera vez utilizarán un humidificador para mantener las pelotas a una humedad adecuada.

Embed from Getty Images

Los Bronx Bombers, más cañoneros que nunca

Uno de los fichajes sonados de este invierno ha sido el de Giancarlo Stanton para los Yankees. El equipo de Nueva York ha incorporado así el jugador de la Liga Nacional que hizo más home runs la temporada pasada, 59. El jugador que hizo más en Liga Americana ya lo tenían: el rookie Aaron Judge envió 52 pelotas fuera del campo en 2017. Si a estos dos se suma la aportación de Gary Sanchez, el resultado es que sólo tres jugadores que ahora son de los Yankees lograron más home runs en 2017 (144) que todos los San Francisco Giants juntos (128). Los Bronx Bombers tienen más poder que nunca y son tan sólo el séptimo equipo con más masa salarial de la liga. El año que viene estrellas como Bryce Harper o Manny Machado quedarán libres y podrían sumarse al elenco de bateadores de los Yankees. Se está gestando una dinastía en el Bronx.

Profesionales a los 44

Cuando Shohei Ohtani nació en 1994, otro jugador japonés, Ichiro Suzuki, comenzaba a brillar en Estados Unidos. Hoy Ichiro Suzuki es una leyenda y los 44 años sigue activo tras firmar un contrato con los Seattle Mariners, el equipo donde ya brilló años atrás. Más de 3.000 hits y diez temporadas consecutivas con 200 hits o más, son algunos de los méritos de un jugador obsesionado con el béisbol y en mantenerse en activo. Suzuki, sin embargo, no será el jugador más veterano de la liga; el lanzador Bartolo Colón, nueve meses mayor que él, también ha conseguido firmar para los Rangers este 2018 y aspira a tener alguna titularidad con el equipo de Texas.

Darvish y Arrieta

Los Cubs tienen todos los números para volver a ser los play-off esta temporada. Han perdido uno de sus lanzadores estrella, Jake Arrieta, pero lo han compensado con Yu Darvish. El japonés tuvo una nefasta actuación en las World Series del año pasado, pero según el portal de análisis Baseball Prospectus fue el 9º lanzador con mejor rendimiento de la temporada pasada, con un deserved run average (DRA) de sólo 3,08, es decir, se estima que concedió sólo 3,08 carreras por cada 9 entradas que jugó. Jake Arrieta ha firmado para los Phillies, y podría ser la piedra angular de un equipo que aspira a dejar de estar en reconstrucción en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *